CD 2

Marcel Cominotto

Liszt

Chopin : tercera sonata op. 58
Compuesta en 1844, esta obra es seguramente una obra de la madurez. Es cierto que la forma queda tradicional; sin embargo el contenido revela un trabajo de la materia musical de los más sutiles, extremadamente logrado. Expresión y virtuosismo se alían para proponernos una de las mayores obras maestras de la historia de la música.

Schumann : Gesänge der Frühe op.133
Cuando escribe esta obra, Schumann ha alcanzado los confines de la locura. Todo aquí está a flor de piel; todo es expresado a la orilla de otro Mundo… Uno vuelve a encontrar en estas piezas un carácter descriptivo que tanto le gustaba a Schumann; pero raras veces música alcanza una sutileza tal en la expresión de los sentimientos más íntimos, los más inefables. ¿No sería consecuencia del contacto que ha podido vivir ese genio con el espacio a la vez delgado e infinito que separa la razón de la locura?

Liszt : 4 kleine klavierstücke et Unstern
Al final de su vida, Franz Liszt abandona las proezas técnicas y las grandes formas para escribir una música más interior y hurgar en el espacio sonoro más allá del lenguaje tonal acostumbrado. Estas 4 pequeñas piezas y Unstern, extraídos de ese período, nos llevan a su universo más íntimo. Quedan fragmentos de pasión, de enfurecimiento; de ira y obsesión también (Unstern); pero lo que cada vez lo supera todo es una paz interior mezclada de sabiduría y / o de luz.

Cominotto : 6 Estudios
Cada estudio explora un universo diferente, una técnica instrumental diferente; pero todas tienen un punto común: la poliritmia compleja. Como el piano a priori no permite la exploración de los microintervalos, he utilizado en todos los estudios los roces y vibraciones producidos por ligeros desfases rítmicos para crear un color sonoro personal. También siempre he estado atento a insertar mis ideas en un discurso cuya semántica queda clara, entre otras gracias a una estructura formal que hunde sus raíces en la historia de nuestra música.